martes, 11 de julio de 2017

Plumeros Azules y Titanes.

¿A que suena a cóctel raro? 

Pues bien, vamos con más novedades con el Arma Santa de las narices, y los correspondientes Plumeros Azules. 

Tras la notificación que tan amablemente puso Legend Online en el Facebook, tardía por demás como siempre, me dispuse a confirmar las teorías que teníamos. 

Procedí a rellenar todas las esferas del "contrato" del Iris. 


15 con cada esfera, así que consume en total 90 Plumeros Azules. Y procede a activar el "contrato" del Tritón.


Me animé a activar también el del Pan, ya que dicen que hay que activar los dos lados para posteriormente poder activar el ente fusionado. 



Y de nuevo nos abrió camino hacia la Medusa. 



Así que no nos queda más remedio que ir, poquito a poquito, activando todas las esferas de los contratos para poder ir mejorando. 

Sí os comento que cada esfera da una puntuación que se suma a la de nuestro personaje, dándonos más poder. 


Y otra cosa, respecto al evento de intercambio de Titanes (gracias por preguntar, Mami Gan, porque se me había olvidado). No hay problema si nos salen titanes repetidos: no hay más que clicar encima dos veces, como si fuéramos a activarlos, y automáticamente se nos convertirán en mármol titánico. ¡No hay mal que por bien no venga!

Ro. 

domingo, 9 de julio de 2017

Más novedades, no todas buenas

Buenas otra vez más, Familia. 

Pues bien, tenemos avances sobre los "Plumeros" Azules y los contratos de los entes. 

Según la última actualización de Legend en Facebook, y como yo sospechaba, hay que rellenar los "contratos" de todos los entes menores para posteriormente poder llegar a los fusionados. Es decir, yo tendría que rellenar el Iris, Tritón, Poseidón, Pan, Medusa y Lakshmi, para luego poder activar "contrato" de la Freya. 

Conclusión: hacen falta MUCHOS Plumeros Azules. 


Segunda novedad, no tan buena. 

Hay un bug en la entrada al dichoso cala nuevo, y aunque quites el intento, te lo tiene en cuenta. Lo cual quiere decir que, hasta que Ricky no haga el suyo con la supuesta ayuda de alguien con entes más potentes, no podré pillar sus kekos para ayudarnos a todos. 

Claro, ahora la cosa depende de que puedan y quieran ayudar a Ricky, lo cual por lo visto se toman con más paciencia de lo que haría un amigo... 

Así que de momento, la cosa queda a la espera. Os iré informando cuando podamos hacer el cala. 

Eso sí, intentaré que vayáis de uno en uno, probando a llevar mi Freya también. Su escudo sirve bastante, y una cura a tiempo alarga la vida, aunque sea para recibir un par de golpes más. 

¡La reportera más dicharachera del servidor 105 se despide! 

Ro. 

Avances en el nuevo cala, y algo más.

Buenas, Familia. 

No he puesto el nombre del cala, lo sé, pero ni lo recuerdo ni me apetece ir a mirarlo... La flojera me ha vencido. 

Pues bien, hoy he podido "secuestrar" los kekos de Ricky, y hemos hecho 3 intentos con ese fatídico primer piso. 

He ido primero con Nas y Marco. Hemos podido con el de fuego-electricidad, y con el de agua-viento. No ha habido manera de acabar el de luz-oscuridad, ni siquiera con Mami Marco intentando tirarle el tanga. Relativamente infructuoso.

Lo que sí me llamó la atención, es que Nas "encontró" 120 polímeros azules en la mochila, y algunas cosas más; pero no estaba seguro si era de haber hecho Templo de Titanes... Así que pregunté a Marco. Él no tenía nada raro, pero luego aparecieron por arte de magia y despiste otros 120 polímeros azules... 

Conclusión a ser después confirmada: cada monstruo muerto da 60 de esas benditas bolitas azules. 

Conste que Nas llevaba Loki y Marco llevaba Tyr, con lo cual era tooooodo ataque. 

Os comentaré que al terminar el boss de fuego-electricidad, pillábamos el "E" de ataque, pero al terminar el de agua-viento, pillábamos el "E" de escudo. Muy útil, más abajo os cuento el por qué.

Segunda ronda, con Rai y mi keka. Un Loki y una Freya con las habilidades bien puestas pero aún a medias de entrenar. 

Caen los tres entes. Miramos el piso de arriba, el bichejo ya nos mete miedo, y salimos. Le pido a RaiRai que me confirme lo de los polímeros azules, porque confío y conozco mejor su caraja, y sé que no tenía anteriormente. 

Confirmado: 3 bichos, 180 bolitas azules. 

¡Cada ente que matamos, da 60 de esas odiosas piezas! ¡Por fin!

Tercera ronda, con mi señor marido (Loki también) y la mía, ya con intento. Tres entes, fuera los tres. 180 polímeros. 

Se confirma la buena utilidad del "E" de escudo de agua-viento. 

El ente que dejamos para el final, de luz-oscuridad, activa cada ciertos turnos una "bolita azul" que indica que nos mete un rebote de daño del 30%, y eso hace MUCHA pupa. Créditos a Ricky, que fue el que se había fijado el día anterior. 

Consejos para este bicho: el primer golpe no hace daño, porque tiene un escudo. Yo le tiro dos ataques de los bichos de Ricky y Jony, que hacen un 15% y 10% más de daño al ente, para que los otros surtan más efecto. En el segundo turno, activo el escudo de mi Freya. El rebote se activa al segundo o tercer turno del ente, aún no he podido pillarle la cadencia.

Lo más seguro es NO atacar cuando tiene activado el rebote. Y, en cuanto tengáis el "E" de escudo a tope, tirarlo y lanzarle los ataques más bestias que tengáis. Con ese escudo, que dura 2 turnos, no te afecta el rebote

Otra cosa que creo que me había saltado: cuando te cargas a los tres entes y tienes los tres "E" a tu disposición, se activa el transportador para el piso superior. Aún no podemos matar ese monstruo ni en sueños, ¡pero podemos bajar a la planta anterior para cambiar el "E" siempre que queramos!

Esto respecto al cala. Ahora, otra cosita respecto a los polímeros (o plumeros, RaiRai) azules: 

Todos sabemos que hacen falta, esos y los amarillos, para activar el "contrato" y luego el "arma santa". Pues bien, de momento necesitamos los azules, porque nos van a entretener un tiempo. 

Tienes que decidirte por un ente principal, porque esto de momento va a avanzar muy despacito. 

En mi caso, sabéis que mi obsesión son los entes de agua, y mi princesita es mi Freya. Así que activaré todo para ella. Al intentar activar el "contrato", que es donde necesitamos polímeros azules, pincho sobre ella. 


Como veis, el botón de "Contrato" no está activado. Mi gozo en un pozo. Sigo buscando 

El resto de entes "menores" (Poseidón, Lakshmi, Tritón y Medusa) están en el mismo plan. 





Pues nada... Sigamos el Camino de Baldosas Amarillas y empecemos por abajo. Vamos a Iris y Pan. 

Ahí sí que nos deja meter polímeros azules (desde esta noche, conocidos como Plumeros Azules). 15 por cada "activación", porque el botón de "Contrato" sí estaba activado. 

Hago la prueba. 15 a Iris y 15 a Pan. Un "clic" a cada uno. 



Ya tenemos una bolita azul en cada uno. Vamos a mirar los demás...

Y siguen como estaban, sin activar el botón de Contrato. Supongo que habrá que rellenar a tope cada uno de los pequeños para poder activar los mayores, y de ahí activar la fusión.

Vamos, que tendremos que matar muuuuchas veces a los porteros del cala nuevo... 

Gracias por la ayuda a Ricky, por prestar sus kekos, y a los que os fiáis de mí para vuestros "viajes por lo desconocido". 

Ro.

viernes, 7 de julio de 2017

Buenas de nuevo, Familia.

Bien, como algunos sabéis, y el resto lo veréis ahora, Ricky me ofreció a probar el nuevo cala con sus PJs, el mío y otro de mi grupo. Obvio, pillé el de Manu, que es al que estoy más acostumbrada. 

Sabéis que a la entrada del cala nos encontramos con tres entes. A la derecha, el de luz/oscuridad, al frente el de fuego/electricidad, y a la izquierda el de agua/viento. 

Los entes de Ricky, de fuego/electricidad, tienen 503k y 475k respectivamente. Mi Freya tiene 236k y el Loki de Manu tiene 302k. Personalmente, lo veía muy negro. 

Empezamos matando al tuntún. Fuimos primero a por el de luz/oscuridad, que a priori parece el más asequible. Cayó sin demasiado problema. 

A continuación fuimos a por el de agua/viento. 

Primer problema: se cura. Hay que tener mucho ojo y golpear casi constantemente, pero va cayendo. 

Y sorpresa: cuando matas a los entes, quedan sustituidos por unas "espadas" idénticas a las que aparecen en la sección del arma mágica del ente. 


Ojo, porque al poner el PJ encima de ellas, te pone una notificación de que has adquirido lo que al principio pensamos que era una característica para el jugador. 



Y la sorpresa llega cuando comprobamos que lo que nos da, es un "especial" para el ente, que se llena como el "globo" de furia del guardián o como el antiguo sistema para subir ente. Y que según el que hayas matado y a la espada que vayas, obtienes un especial diferente, a saber: 




No estoy segura de si son siempre las mismas, esto es, si la de agua/viento da siempre un escudo de agua o podría llegar a dar un buff de viento. Eso sería cosa de poder revisarlo mejor, pero éste es un buen inicio. 

Tras un par de intentos frustrados, salimos y abrimos otro nuevo cala sin intento. E iniciamos la estrategia. 

Lo que colegimos es: 

- Hay que matar primero al ente de fuego/electricidad. Cada vez que matas a uno de los entes, como en el cala semanal Sueño de Cazadores, el resto adquiere un bonus que era suyo. Es decir, tenemos que matar primero al más bestia. Y no es fácil. 

- Hay que matar en segundo lugar al de agua/viento. No es sencillo porque se cura y recupera bastante vida. Si lo dejamos para el último (cosa que habíamos hecho con el de fuego/electricidad en el anterior intento), podemos morirnos de asco.

- En último lugar, matamos el de luz/oscuridad. Raro es el grupo en el que no haya al menos un Loki, y eso ya es una ventaja relativa. Se hace duro, porque lleva las bonificaciones de los otros entes... Pero es relativamente asequible. Conste que nosotros pudimos con él a la segunda. 

Cuando los hemos tumbado, el cala quedaría así:


Tenemos a disposición los especiales de los tres tipos. Y ahí llega lo bueno. 

Esto no es más que la entrada, Familia. El portal, y esos tres animales eran los porteros. 

Cuando volvemos al transportador de la (supuesta) entrada, nos lleva a otro piso del cala. 


Ahí nos espera un animal de bellota, en este caso de viento. Da igual el especial que llevemos, o son todos los entes estilo de los de Ricky, o ya podemos ir poniendo de tono de llamada la marcha fúnebre. Imposibles para nosotros, de momento. 

Creo que eso es todo. Ahora es cosa de que más gente ayude o ponga voluntad, cosa que veo mucho más complicada. 

Espero habéroslo dejado claro. 

Ro. 

jueves, 6 de julio de 2017

Bienvenidos, Familia.

Veamos, las novedades nos están volviendo locos a todos. Intentemos controlarlas antes que ellas nos controlen a nosotros.

Las novedades son:

-Arma Santa: de momento, poco podemos hacer ahí. Necesitamos Polímeros Azules y Polímeros Amarillos, y no podemos acceder a ellos por la dificultad que tienen los calabozos para obtenerlos. Corramos un (es)tupido velo.

-Templo Santo, calabozo semanal: lo he intentado con Shif, Manu, Rai y Dira. Totalmente imposible de momento, y nos han dicho que entes con poder de 500.000 lo pasaron justito y a la segunda.
Se trata de un combate de entes: vuestros entes principales están subidos de continuo (como en Mapas), combatiendo contra entes fusionados; esto es, luz/oscuridad, agua/viento y fuego/electricidad. Nos dio igual llevar el bufo de viento y las curas de agua. Cobramos por todos los lados. El Tyr es especialmente duro.

-Portal Cósmico: esto nos lleva al mapa de Campal. Se abren dos iconos: una puerta redonda, que es el Portal Cósmico propiamente dicho, y una pirámide que es el Templo de Titanes.
Portal Cósmico: nos abre varias casillas con letras: A-B-C-D-E-S-SSS... y niveles normal, difícil, pesadilla e infierno, como en Gloria. Empezamos en fácil y no deja cambiar la dificultad. Se supone que van aumentando la dificultad. De los que he revisado, en E hay un Ares (fuego), D un Poseidón (agua), C un Zeus (electricidad), B un Lakshmi (viento), A un "Gascoine cósmico", S un "Rayo cósmico", y SSS un "Yuce cósmico". Son duros y no he podido tumbar a ninguno.
En alguno se os puede activar un "detenido cósmico", un boss sorpresa que podéis compartir con los amigos (aunque tendréis que avisar, no se ve alerta), y se puede matar en colaborativo. Hay 10 intentos diarios para matar estos monstruos. Dan, al final, Polímeros Rojos. Si bien aún no sabemos para qué sirven, no va mal tener material... (Estos aparecen, abajo a la derecha, en "Área prohibida")

Templo de Titanes: veréis varios grupos de 4 jugadores, imagino que seleccionados como se hacía antes con Torre de Reyes. Tenemos 10 intentos para ir tumbando grupos, y las recompensas van mejorando cuando alcanzamos un nivel más alto. El daño es relativamente acumulativo (a mí me revivió a uno que había matado), pero al menos no partes de cero a cada momento.
*Anotación: al ir pasando pisos en Titanes, y es muy complicado si te salen Freyas, te dan "piedra de estudio". Sirve para "energizar" la pestaña de "Estudio" en Titanes, y así conseguir Titanes que hasta ahora no teníamos. Muy poquito a poco. También te dan Fragmento Energético, que en la pestaña "Energizar" de Titanes, sirve para mejorar las características anti de éstos.

Esto es todo lo que tengo. Intentaré poner algo más cuando me vaya enterando o consiguiendo logros.

Schephyrd.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Leones


Encontraréis este artículo, cuando menos, chocante en un blog que pretende dedicarse a la literatura. Pero creo que cualquier cosa uqe se escribe con el corazón es perfectamente válida. Y éstas son cosas que hay que sacar.
La del miércoles pasado (9 de mayo) era una noche especial. Especial porque jugaban dos de mis equipos rojiblancos. Especial porque mi Athletic llegaba a una final europea después de 35 años. Especial porque en 114 años de historia, era nuestra segunda final europea. Especial porque estamos haciendo una temporada que, hace unos años, ni siquiera habríamos soñado.
Vi el partido pertrechada con camiseta, bufanda, bandera, y con mi otra camiseta y el gorro pertinentemente enfundados a Jareth, mi peluche de cabecera.
Y pagamos lals ansias y la falta de experiencia. No fue un partido brillante -por parte del Athletic, porque el Atlético se lució-, pero sí fue memorable.
Porque la camiseta verde, con los colores de la Ikurriña, la llevaban un grupo de chavales, un grupo de amigos -como los definió Iker Muniain en El Partido de las 12-, que hace un año veían una final semejante casi imposible para el equipo.
Todos y todas lo veíamos casi imposible. En estos tiempos de fichajes millonarios y fichas estratosféricas, de libre tránsito de jugadores comunitarios, nuestro Athletic suena a excesivamente romántico o insultantemente obsoleto. Pero esa es precisamente una de nuestras señas de identidad y, creo, la que más une a la afición. ¿Que últimamense te ha ablandado esa política, dirán algunos? Pues vale. Algún medio de defensa habrá que tener. Si los demás fichan libremente por toda Europa…
Hace años, con Luis Fernández en el banquillo -sí, el que enganchó por el pescuezo a Mourinho, por aquel entonces segundo entrenador de Bobby Robson en el Barça-, se llegó a conquistar un subcampeonato de Liga. ¡Y qué bien supo aquello!
Y ahora, cuando más de media afición clamaba para que no se nos fuera Caparrós, el presi Urrutia nos trajo al Loco Bielsa.
María Sol, mi hermanita argentina, no dudó en felicitarme y augurarme alegrías y triunfos con el Athletic. Y yo puse los ojos en blanco y resoplé: el Athletic no es un equipo de virguerías, y el argentino no va a encajar.
Ahora mismo, si hace falta, me presento voluntaria para atar a tan insigne Loco con una cadena a la entrada de Lezama, y que no se nos vaya.
Llegar a la final de Copa era lo más deseado. Y la noche del miércoles fue un sueño. Y aunque lloré, y todos lloramos, también somos conscientes de que estamos viviendo una página dorada en la historia del Athletic Club. Que es la segunda vez en sus 144 años de historia que alcanzamos una final europea. Que, como ya no es UEFA y es Europa League, es la primera vez que se alcanza esta final. Que si la plantilla que tenemos se merece un aplauso, como grupo humano se merecen una ovación.
Porque si se nos cayeron unas lágrimas por haber perdido la final, cuando todos lloramos con ganas fue al ver a nuestros chavales llorando. Ver a esos fieros leones -aún cachorros- totalmente inconsolables nos partió el corazón. Por eso volvieron los cánticos, las bufandas al aire y la celebración. ¡Porque un subcampeonato de Europa League no lo tiene todo el mundo!
Mención aparte merecen estos chavales por haber ido a aplaudir a los aficionados que estuvieron en el  estadio. Y también la plantilla del Atlético de Madrid, por haberles hecho el pasillo cuando fueron a recoger sus medallas.
Acabo de eliminar dos grandes párrafos que cargaban con quienes, desde dentro y desde fuera de la afición del Athletic Club, contaminan sus victorias con propaganda política y demás miseria. Pero aquí no tienen lugar, ni los párrafos ni ellos. Porque este año, nuestro Athletic ha demostrado a toda Europa y a todo el mundo que con una filosofía como la nuestra se puede jugar de maravilla y se puede ganar a grandes equipos europeos.
Creo, y seguro que no seré la única, que la definición para esta magnífica temporada es “orgullo”. Porque esos cachorros tienen que sentirse orgullosos de lo que han logrado, de lo que han demostrado, y sobre todo por hacer que todos nosotros, los aficionados, nos sintamos inmensamente orgullosos de que sean ellos quienes defienden nuestros colores y nuestro escudo.
Y si bien este último partido de Liga tampoco ha sido lo deseado, poruqe el equipo se merecía una despedida mejor, sí que esperamos uqe para la final de Copa resurja en los leones ese instinto que en su día nos convirtió en Reyes de Copas, y el equipo reciba el justo premio a la magnífica temporada que está haciendo.
Porque a pesar de los aguafiestas -de dentro y de fuera-, de haber perdido la final de la Europa League, y de que el final de Liga no haya sido tan brillante como queríamos, esta leoncita se siente  ORGULLOSA -sí, con mayúsculas- de ese equipo con garra y esos jugadores que, a las órdenes de un Loco, se dejan la piel en el campo jornada tras jornada.
A los jugadores y miembros del club, gracias. Al maestro Bielsa y sus ayudantes, gracias. Y al resto de la afición, gracias; porque lo mejor de disfrutar de algo tan inusual y magnífico como esta temporada, es saber que no lo estás haciendo sola.
¡Aúpa Athletic, siempre contigo! ¡Aúpa Athletic, beti zurekin!

viernes, 14 de octubre de 2011

Cómo dar la vida (II): de la creación de vidas ajenas

Has decidido que quieres dedicar parte de tu vida a construir una historia. Has decidido crear algo a partir de una nada relativa. ¿Vas a utilizar un mundo que ya existe? ¿Lo vas a inventar?

Ésa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

Ahora, me decanto por el proceso de creación de los personajes.

Cabe la posibilidad de utilizar un personaje ya existente. Pero ésa también es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

Conozco gente que busca un nombre que les gusta y a partir de ahí crean el personaje que les sugiere, haciendo útil la frase "tienes cara de llamarte...". Otras personas diseñan primero la historia al completo, y luego moldean a los personajes "a conveniencia del guión".

Personalmente, me dejo llevar por mi vena rolera.

Lo primero, un concepto. ¿Cómo se puede definir al personaje? Guerrera, mago, informática, maestro... ¿Cuáles son sus características? Para el personaje, en función del concepto que le haya asignado, ¿tiene más valor la fuerza, la inteligencia o el carisma?

Con esto ya tienes lo básico de la ficha de rol (concepto y características), y ya puede empezar mi particular debacle creativa.

Y quizá el punto angular de mi peculiar sistema.

Un defecto.

Un defecto principal, algo que haga reconocible al personaje y le de un trasfondo creíble, que lo aleje del perfeccionismo.

Tengo todo tipo: una elfa esquizofrénica, una bardo con un pésimo oído y nulo talento musical (que en paz descanse, por cierto), una troll con un juramento de fidelidad que le hace más daño que bien, un vampiro con ínfulas de deidad celta, un asesino con miedo a la oscuridad... E incluso mi semidragona, como uno de sus múltiples defectos, sufre una doble maldición de sus dioses: del dios de los dragones benignos, por practicar la magia negra; y del dios de la magia negra, por ser un dragón benigno.

Me gusta pensar que son los defectos quienes nos hacen diferentes. Por eso, un personaje con alguna fobia, defecto físico, o simplemente un pasado poco halagüeño, da mucho juego. Especialmente cuando eres propensa a utilizar la introspección como arma creativa. Aunque creo que eso es más un "defecto profesional" que un "vicio literario".

Tengo características, tengo concepto, tengo defecto. Eso me basta y sobra para labrar una personalidad para el personaje. ¿Su defecto le causa problemas para relacionarse con la gente? ¿Para trabajar? ¿Resulta gracioso? ¿Le ayuda a socializar? ¿Le supone alguna habilidad especial? ¿Le facilita la vida o se la amarga por completo?

Ahí empieza el castillo de naipes. Quienes conocen el intenso proceso creativo que llevo sufriendo desde hace casi tres años, conocen a la perfección mi sistema y lo caótico que llega a parecer. En una hija, un concepto. En otra, características. En otra, el defecto. Al unirlas, lo que podría considerarse un compendio de anotaciones inútiles. Pero al ver la historia de cada personaje, han comprendido completamente todos y cada uno de aquellos puntos.

No concibo como real un personaje "Mary Sue", como se les denomina en el vocabulario de los amateurs. Tal vez sirvan a algunas personas para sus obras pero, dentro de la fantasía que todo "escritor" requiere, prefiero acercarme un poquito a la realidad, aunque tan sólo sea al intentar humanizar a mis personajes.

Supongo que esto ya es suficiente matraca para un solo día.

Ya llegarán momentos y artículos mejores.